viernes, 13 de enero de 2012

Tócame un huevo

     Y es que me han regalado uno. Ya sabéis que a los reyes yo les pedí un maromo pero no fue exactamente eso lo que me trajeron. Y no voy a decir mucho más porque si lo dijera... si lo dijera diría que este invento es el no va más. Que si por mí fuera no habría hembra de sangre caliente ni varón chulazo que pudiera darme más felicidad. Y sin tener que invitar a una copa. Que jamás con menos esfuerzo se consiguió tanto placer. Que por tener tantas ventajas, ni siquiera lo dejas todo pringado. Y que chicos, ser feliz cuesta muy poco.

     Diría que es una sorpresa abrir tu huevo y ver que, efectivamente, dentro está eso, tu huevo. Blandito, blanquito, fresquito. Que luego tienes que meterle el lubricante. Y pensar en cualquier guarrada que te ponga cerdaco, claro. Que te tienes que dejar envolver por su fresco abrazo cálido. Sin miedo. Sin mesuras. Porque tu huevo es muchas cosas, pero ante todo es elááááááááááástico cual Elastic-girl la de "Los Increíbles". Y entonces notas que nunca una gallina pudo fabricar algo mejor, porque si no no se hablaría de la gallina de los huevos de oro, sino de los huevos sintéticos. O diría que ya podrás hacer como cualquier niñito con su huevo Kinder y ¡Por fín! tener el derecho a jugar a lo que te sale de los huevos. Y una vez más en esto se demuestra que la iglesia va lenta, muy muy lenta, porque por ahora que yo sepa nadie condenó este invento. (por cierto que hace mucho que la iglesia se olvidó de reñirnos por la masturbación, a lo mejor ahora ya sólo es pecado ser maricón o abortar, dí tú que si yo un día voy a confesar al cura le va a dar un parrús igual).

     Todo eso diría si es que fuera a decir algo. Pero como no lo voy a decir, por esto de mantener el mito de mi asexualidad y tal, me lo voy a callar. Pero vamos, que si me aceptan un consejo, tienen ustedes que probarlo. Y luego ya me cuentan qué tal.

18 comentarios:

  1. O.O Me quedo sin palabras, jajaja. No sabía que estas cosas existieran. Creo que este regalo debe ser cosa del rey Baltasar, que me da que es el más pillo, jajaja. Felicidades, macho, y que disfrutes de tu "Egg Wavy"..., pero si tiene nombre de nave espacial, jajaja. Como para tocar las estrellas, jajaja. Besos, guapetón.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la idea de probar eso del huevo, ya vere aquí donde conseguirme uno.

    ResponderEliminar
  3. Llevo mucho tiempo pensando en comprarme el artilugio este, pero tenía dudas sobre el grado de satisfacción que proporciona. Después de tu silenciosa recomendación... me voy a por uno.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. yo de niño tenia mi coleccion de carritos que venian dentro del Kinder! cuando las pinturas con plomo eran aptas para niños jajajaja y cosas asi!

    Bueno yo tengo muy buenos recuerdos de mis huevos y me refiero a ambos, los de Kinder y los mios propios que van conmigo a todos lados! jajajaja

    Un abrazo Z que bueno saber de ti y de tus huevos jajaja ¬¬´

    ResponderEliminar
  5. Vamos, que los huevos ahora te los van a tocar menos por aquello de que el Egg Wavy tiene las ventajas de follar con alguien o que te hagan una paja pero sin aguantar gilipolleces varias.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajaja... ¿Y una paja a mano no sabe a lo mismo? Jajajajajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Anda qué...! Además, luego puedes jugar a cuidarlo, llevarlo de un sitio a otro, ponerle pañales y evitar que se te pierda, rompa, como ejercicio de una paternidad responsable, como ese estúpido trabajo de clase que mandan a los niños y niñas norteamericanos de cuidar un huevo, y que hemos visto tantas veces en las sitcom norteamericanas... ¡Felíz paternidad, has puesto un huevo...!

    ResponderEliminar
  8. A lo mejor ese es el primer huevo del maromo. Tú no desesperes y ve coleccionando las piezas, como las maquetas por fascículos :oP

    Bicos!

    P.S. Me encanta eso de poder jugar con lo que te salga de los huevos xDD

    ResponderEliminar
  9. confieso que compre uno en Madrid y soy..bueno ya!

    ResponderEliminar
  10. Los Reyes traen buenos regalos ;D

    ResponderEliminar
  11. ¿entonces fué antes el huevo que la gallina?

    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¿Y se guarda fresquito en la nevera mezclado con los orgánicos o se coloca a modo de decoración en la mesilla indicando a las visitas que es un representación metafórica del origen de la vida?

    Esta entrada me ha gustado un huevo.

    Un beso (porque me lo has puesto a huevo)

    ResponderEliminar
  13. jajajaj!
    Yo no quiero entender todo lo que supuestamente entiendo al leer esto... jajajajaj! Pero Z... yo te imaginaba más virginal... menos erotizado... menos putón, vamos! jajajaj!
    ¡Manda huevos! jajajaj!

    Besos hueveros!

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Tiene la misma buena pinta que mi balita morada!!

    7 ú 8 cmtrs de placer en estado puro...

    ResponderEliminar
  15. Que forma de tocarte los huevos... jajaja, nunca mejor dicho. Vamos, que así normal que no postees. Pues mira que sugirió una amiga mía que me regalasen eso, y le dije que se dejase de soplapolleces, que yo era un clásico, pues ahora me has dejado intrigado. Habrá que probar.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  16. Z espero que estes bien que estas desaparecido, y claro desde que te regalaron el huevo estas tan entretenido que te olvidas de actualizar XD hahaha

    es broma

    bueno espero que todo bien ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. De verdad que sigo sin entender para qué sirve ese huevo... porque, si es para lo que mi mente retorcida piensa... ¡no me lo puedo creer racionalmente! jajajaj!
    A ver de una vez me explicas el asunto... porque, me tienes intrigado! jajaj!
    Y ¡coño! Que moderno es aquí todo el mundo que sabe con exactitud el uso de ese cacharro!!! jajaj!

    ResponderEliminar
  18. Y ahora hasta Pimfito habra de Probar el huevo...
    ¿? ¿? ¿?
    De verdad que esto es una intriga! jaja!

    ResponderEliminar